Un nuevo Moscú le abre la puerta a la inversión mexicana - Cámara de Comercio de la Ciudad de México